Yo también voy sobrado de C55H98O6

Ay. La clásica torpeza del C55H98O6.

Llevamos mucho tiempo confinados. Y algunos, con esta nueva afición a la pastelería casera, también confitados.

Y claro, llega el veranito y el buen tiempo, te pones esos pantalones cortos para salir a correr ahora que se puede… y descubres que tienes más C55H98O6 de la que recordabas.

A ver, sin ser yo químico (siempre evité esa asignatura en el instituto) y, tras una búsqueda no demasiado exhaustiva, nuestro colega el C55H98O6 no es otra cosa que la fórmula química de la grasa humana. Concretamente de un triglicérido.

 

Y ahí está la torpeza.

 

No en que tengas los triglicéridos altos porque no te has dedicado a hacer retos deportivos en Instagram con tu chica en plan Iniesta.

Ni porque hayas descuidado la línea y te sobren unos kilos.

La torpeza está en usar en tus textos tecnicismos que tu público no entiende.

 

Vamos, que si puedes decir grasa, no digas C55H98O6.

 

La jerga mata ventas.

Hace parecer tontos a tus lectores. Y a nadie le gusta eso. Así que, en cuanto no entienden lo que les dices, desconectan.

 

Apaga y vámonos.

 

Y no te compran.

 

Es como este correo. Lo puede entender un buen copywriter (sé que hay unos cuantos en esta lista…). Y lo puede entender alguien que hasta hoy creía que el copywriting era algo de derecho y protección intelectual.

 

Por eso tengo un servicio. Donde yo escribo mails. Para humanos. Los de tu lista. De clientes actuales. O potenciales. Para que lo mandes, lo lean y te compren. Sin tecnicismos. Sin jerga. Sin palabras que no entienden. Porque sino no leen. Y no compran. Es aquí:

 

Factura más con mails que tus clientes abren, se leen y hacen que compren.

 

¿Y sirve para alguien que tiene un negocio de química?

Pues también. Incluso si tiene C55H98O6 de más.

 

Que tengas un gran día.

 

Javi Vicente.

 

PD: detalles en el link.